20 grandes discos de Artistas Españoles.

La música en España también ha dejado enormes álbumes que merecen ser reivindicados por su calidad.

Triana - El Patio (1975)


Triana ha sido una de las formaciones más importantes del país. Su rock andaluz de clara tendencia sinfónico - progresiva alcanzó cotas de calidad realmente indiscutibles. Hoy en día sigue sonando fresco gracias a canciones como "Abre la Puerta", "En el Lago" o "Sé de un Lugar". En un primer momento no obtuvo una buena acogida, pero con el tiempo fue ganando adeptos, los críticos se fueron rindiendo ante la obviedad de su grandeza, y a día de hoy es uno de los discos más incuestionables del país.

Los Planetas - Una Semana en el Motor de un Autobús (1998)


El grupo más importante del indie patrio no podía faltar en una lista de los mejores discos españoles. Canciones como la inicial "Segundo Premio", "Cumpleaños Total" o "Toxicosmos", llevan en volandas un álbum que a día de hoy resulta esencial para entender el estilo en nuestro país, y sobre todo por la influencia que ha tenido en grupos que han ido emergiendo.

Joan Manuel Serrat - Mediterráneo (1971)


Imprescindible nombrar a uno de los cantautores con mayor talento del país. Los textos son poesía pura, pero es que el grueso de las canciones incluidas rallan a un nivel altísimo. La canción homónima es el himno de varias generaciones, mientras que "La Mujer Que Yo Quiero" está exquisitamente plasmada, tanto en lo instrumental como en las letras.  

Nacho Vegas - Cajas de Música Difíciles de Parar (2003)


El ex Manta Ray ha ido labrándose una gran reputación como cantautor con el paso del tiempo. Si bien todavía queda para que sea reivindicado como el talento que es, no se puede dudar en absoluto de su talento. Cajas de Música Difíciles de Parar es un álbum doble arriesgado por la inclusión de un gran número de canciones. Lo complicado lo ha conseguido, que es que la inmensa mayoría de ellas posean una calidad asombrosa. Su folk rock esconde textos con historias fascinantes.  

Radio Futura - La Canción de Juan Perro (1987)



En este país existen una serie de malvados prejuicios que atentan hacia la cultura española, pero sobre todo hacia bandas como Radio Futura. Quizás porque sus primeros trabajos pueden sonar desfasados y horteras, pero lo cierto es que La Canción de Juan Perro, un álbum de pop rock que bebe directamente de la new wave, ofrece grandes canciones como "Anabel Lee", "A Cara O Cruz" o "La Negra Flor". 

Héroes del Silencio - El Espíritu del Vino (1993)


Probablemente el grupo más importante del país. Han conseguido sobrepasar fronteras y triunfar en países tan dispares como Alemania o Italia, a pesar de cantar en castellano. Podría haber elegido cualquier disco de los zaragozanos, pero se impone El Espíritu del Vino por su diversidad musical, por sus textos, y porque lograron salvar los muebles en un álbum tremendamente arriesgado por su extenso minutaje. "Nuestros Nombres", "La Herida", "La Sirena Varada", "El Camino del Exceso" o "Bendecida" son claros ejemplos de la majestuosa calidad del álbum.  

Quique González - Salitre 48 (2001)


Uno de esos casos extraños en los que el público más exigente y los críticos,se ponen de acuerdo, y es que no hay discusión posible, Quique González es un maestro que imprime a todas sus composiciones ese gran talento que tiene para crear historias que enganchan. Salitre 48 es quizás su mejor disco, y es que temas como "Rompeolas","Crece la Hierba" o "La Ciudad del Viento" son auténticas joyas que se deben reivindicar.

Paco de Lucía - Fuente y Caudal (1973)


Un maestro de la guitarra flamenca que gracias a ese inagotable talento goza de un indiscutible respeto mundial por parte de otros compañeros de profesión. Fuente y Caudal contiene un puñado de canciones firmadas a dúo con José Torregrosa, entre las cuales sobresalen las espectaculares "Entre Dos Aguas" y "Reflejo de Luna".

Iceberg - Coses Nostres (1976)


Soberbios. Un auténtico discazo de jazz fusión con pinceladas progresivas. Coses Nostres es uno de esos álbumes que al escuchar te echas las manos a la cabeza porque no entiendes cómo puede ser que para muchos sean unos verdaderos desconocidos. Luego decimos que en este país no hay nivel musical. Quizás lo que no hay es demasiada cultura musical.

Bunbury - Flamingos (2002)


Le costó que la gente se diese cuenta de que Enrique quería desmarcarse de la alargada sombra de Héroes del Silencio, pero con el paso de los años y a base de personalidad, constancia, trabajo y buenos discos, fue adquiriendo el estatus de un artista ya consagrado en el panorama musical español sin que se le asocie con su pasado. Pequeño sentó las bases para que Bunbury se moviese a su antojo, y en Flamingos se ariiesga con una lujosa y extraordinaria producción donde canciones como "Sí", "Sácame de Aquí", "Enganchado a Ti", "El Club de los Imposibles", o ese preciado homenaje a Bowie llamado "Lady Blue", se sitúan entre lo mejor de un álbum espectacular.

Joaquín Sabina - El Hombre del Traje Gris (1988)


Joaquín Sabina siempre ha tenido la fama se ser un muy buen letrista, aunque de vez en cuando patinase en la producción. Aquí estamos ante su obra más equilibrada, y donde nos ofrece canciones sublimes como "Eva Tomando el Sol", donde además de las preciadas melodías sale a relucir uno de los mejores textos de su carrera. "¿Quién Me Ha Robado el Mes de Abril" es otra de las canciones formidables que conforman un álbum que por fin limaba defectos anteriores.

Duncan Dhu - Autobiografía (1989)


Publicado primeramente en formato de doble LP, la jugada pudo salirles mal por la cantidad de canciones que registraba, sin embargo, ha resultado ser la obra definitiva del grupo vasco, aunque creo que habría sido mucho más fascinante si se hubiesen incluido las mejores. Salen a relucir evidentes influencias del pop rock británico, e incluso Diego Vasallo se anima por primera vez a poner la voz en temas como "Rosa Gris". "Rozando la Eternidad", la cual contaba con los coros de Colin Verancombe (Black), "Entre Salitre y Sudor", "El Nuevo Calor", "Mujer Sobre el Papel", "Las Reglas del Juego" o "Palabras sin Nombre" son composiciones que hablan a las claras del nivel del álbum.

Antonio Vega - Océano de Sol (1994)


Bajo una sosa y horrenda portada se esconde un álbum precioso del cantautor Antonio Vega. Aquí se desmarca con una composición tan brillante como "El Sitio de mi Recreo", pero todavía hay más, ya que la homónima "Océano de Sol" o "Elixir de la Juventud" mantienen el nivel de un disco capital en la carrera del malogrado artista.

Enrique Morente y Lagartija Nick - Omega (1996)


Enrique Morente pudo pagar muy caro su atrevimiento a la hora de mezclar el flamenco con el rock, pero le dio igual, siguió adelante con el proyecto que tenía en mente, reclutando para la ocasión a diferentes amigos del gremio, además de contar con la contundencia de Lagartija Nick. Una colección de canciones con textos de Federico García Lorca y revisiones de Leonard Cohen. El nivel instrumental es mayúsculo, tanto es así que hoy en día está cosniderada una de las obras maestras de nuestro país.

Ilegales - Ilegales (1982)


Una banda que aquí no se muerde la lengua y no duda en utilizar letras ácidas y directas. La música es una mezcla entre rock urbano y punk rock, con una instrumentación genial, aunque es evidente que el mensaje de cada una de ellas prima por encima de cualquier otra cosa. Unos auténticos macarras políticamente incorrectos.

El Último De La Fila - Enemigos De Lo Ajeno (1986)


Manolo García y Quimi Portet ya habían dado muestras de su talento con su debut, sin embargo para su sucesor fueron todavía más allá y además compusieron ese himno magistral llamado "Insurrección". Además, "Aviones Plateados" y "Las Palabras Son Cansancio" ayudarían a situar este disco entre los más alto de la música española. 

Leño - Leño (1979)


Un curioso trabajo repleto de calidad en el que el rock urbano llegaba a abrazar el rock progresivo. Suena extraño, pero realmente es así. "Castigo" inicia el álbum con una extraordinaria introducción de guitarras que dan paso a numerosos cambios de ritmo y solos incesantes en los más de diez minutos que tiene de duración, mientras "El Oportunista" posee mucha más inmediatez y "Este Madrid" va directa al grano.

Barón Rojo - Volúmen Brutal (1982)


El disco más importante de los Barón Rojo. El debut dejaba entrever que había materia prima que explotar, pero con "Volúmen Brutal" pusieron toda la carne en el asador para confeccionar un álbum repleto de buenos momentos como "Incomunicación", la reivindicativa "Los Rockeros Van Al Infierno", la combativa "Resistiré" o la genial "Concierto Para Ellos". A pesar de los intentos, ni siquiera en los dos álbumes posteriores logran igualar el extraordinario nivel de éste. Rock/heavy de gran nivel.

Los Enemigos - La Vida Mata (1990)


El tercer álbum de los madrileños Los Enemigos supuso el salto cualitativo que se preveía en los dos trabajos anteriores. Lograron que se les reconociese el mérito de haber creado un disco de gran calidad, aunque jamás obtuvieron una respuesta masiva por parte de las masas. Uno de los estandartes del rock urbano español, sin bien es cierto que las letras están muy por encima de la media del estilo. "Desde el Jergón", "Septiembre" y "Miedo" son tres de las composiciones más afamadas de La Vida Mata.

Camarón - La Leyenda Del Tiempo (1979)


Los estúpidos prejuicios en España han podido influir en que La Leyenda del Tiempo de Camarón tenga más respeto que oyentes en todo el territorio. La voz de Camarón es suficiente para reivindicar una obra absolutamente genial, pero es que además posee un nivel instrumental que quita el hipo. La canción homónima resulta ser la mejor carta de presentación posible.


Comentarios