20 grandes discos de Rock/Metal Progresivo. (2000 - 2012)

Vamos con una lista de 20 grandes discos de rock/metal progresivo en la década de los 90.


The Mars Volta - De-Loused in the Comatorium (2003)


Su álbum de debut y para muchos el más importante de su carrera. A medida que pasa el tiempo, están cada vez más lejos de poder superarlo o simplemente igualarlo. Canciones llenas de matices sonoros y cambios de ritmo, una joya para los oídos si te apasiona el género.

Opeth - Damnation (2003)



Álbum magistral en el que destaca la ausencia de cualquier elemento death metal, para centrarse en un rock progresivo más intimista. Canciones como "Windowpane" nos muestran un poderío musical asombroso, mientras otras como "In My Time Of Need" se desarrollan con paciencia hasta desembocar en un estribillo fascinante. Damnation es una obra exquisita, sosegada y muy elegante.

Anathema - Weather Systems (2012)


Un disco precioso. Ese es el adjetivo que se me ocurre ante tanta belleza sonora aquí incluida. Un trabajo que reflota la carrera de Anathema y los devuelve a la élite musical, compitiendo en la primera división del rock progresivo, estilo que últimamente frecuentan más que nunca.

Lunatic Soul - Lunatic Soul (2008)


Mariusz Duda es la mente privilegiada que nos sorprende casi a cada disco que publica bajo el nombre de Lunatic Soul. Este su primer álbum podría decirse que resume prácticamente buena parte de la sonoridad de su discografía. Música sosegada en su mayoría, para escuchar muy detenidamente y dejar que nuestros oídos se relajen con la amalgama de sonidos que en este trabajo podemos encontrar. 

Phideaux - Doomsday Afternoom (2007)


Otro álbum de bella sonoridad, que coquetea con sonidos folk y nos añade la dualidad de voces masculinas y femeninas. Esta banda de Los Ángeles y liderada por el multiinstrumentista Phideaux Xavier, no debería ser desconocida para todo gran amante del género progresivo, dada la calidad de buena parte de sus obras. En este álbum, canciones como "Crumble", "Thank you for the Evil" o "Formaldehyde", brillan con luz propia.

Steven Wilson - Grace for Drowning (2011)


Para Steven Wilson la música no tiene ni límites ni secretos. Empeñado en defender que la música de calidad está por encima de cualquier etiqueta, se muestra como un artista de vanguardia, ecléctico y sin ningún tipo de reparo en realizar trabajos de sonoridades muy diferentes. De todos sus álbumes en solitario, este Grace for Drowning resume perfectamente la inquietud del músico.

Neal Morse - ? (2005)


Gran disco de misterioso e interrogante título. Neal Morse puso toda la maquinaria en funcionamiento para componer una serie de canciones de la más alta calidad. Le vino bien abandonar Spock's Beard por completo, para así embarcarse de lleno en una aventura llena de buenos trabajos en solitario, y multitud de proyectos creados con otros músicos reputados dentro del progresivo.

IQ - Dark Matter (2004)


Está considerado como uno de los grupos emblema del movimiento llamado neo-prog. Dark Matter ofrece al oyente una colección de cinco sublimes composiciones que te ponen la piel de gallina, con sus bellos pasajes y melodías vocales magistrales. "Harvest of Souls" es un claro ejemplo de cómo hacer una larga suite sin agobiar ni cansar al oyente, con diferentes cambios de ritmo y aglutinando todo el característico sonido de la banda.

RPWL - World Through My Eyes  (2005)


Claro ejemplo de como hacer rock progresivo con estribillos pegadizos, armonías brillantes, y utilizando la técnica justa para llegar a todo tipo de personas que quieran escuchar buena música. Canciones como "Roses", con sus preciosas ambientaciones y melódicos estribillos vienen a demostrar que el rock progresivo no siempre es igual de difícil asimilarlo.

Porcupine Tree - In Absentia (2002)


Tras una impactante portada se esconde una colección de canciones que no tienen reparos en abrazar diferentes palos como el rock o el metal progresivo, así como elementos propios del art rock, y todo ello aderezado en múltiples ocasiones por preciosas guitarras acústicas. Steven Wilson tiene una personalidad musical ecléctica, y es capaz de cautivar a muchos oyentes por la enorme facilidad que tiene para componer preciosas melodías. Mis favoritas son "Trains" y "The Sound Of Muzak".

Arena - Contagion (2003)


Llevan tiempo siendo una de las cabezas visibles del movimiento neo-prog, y no de forma gratuíta, sino porque su discografía está plagada de grandes obras. Una de ellas es Contagion, donde parece que Arena decidió dejar salir toda la rabia y fuerza sonora contenida durante varios años.

Riverside - Second Life Syndrome (2005)


Banda que sorprendió al mundo a principios del 2000 con un disco debut asombroso, pero lo más llamativo es que para su segundo trabajo consiguieron reafirmar y confirmar que lo que estaban haciendo no era simplemente flor de un día. Second Life Syndrome incluye nueve composiciones de la más alta escuela progresiva.

Oceansize - Effloresce (2003)


Hay que lamentar la ausencia de este grupo en la actualidad, ya que se disolvieron en el año 2011. Pero al menos nos queda lo poco que nos han ido ofreciendo desde que se formaran alrededor del año 98. Ha sido otra de las formaciones que consiguieron sorprender al exigente mundo del progresivo desde su debut, y este Effloresce se erige como su álbum más importante, sin desmerecer todos los discos que han facturado después, los cuales también resultaron ser muy meritorios.

Pendragon - Not of This World (2001)


Con una portada magnífica y llena de detalles, algo a lo que nos tienen muy acostumbrados los neo progresivos Pendragon, nos mostraron en 2001 la obra que en mi opinión resulta más destacable del grupo británico en la década del 2000. Composiciones divididas en diversas partes o capítulos, y varias de ellas con un minutaje extenso, pero siempre bien ejecutado y priorizando la construcción de sublimes y evocadoras melodías.

Black Bonzo - Sound of the Apocalypse (2007)


Estos suecos vienen dando mucha guerra desde que se fundaron allá por el año 2003. Desde ahí no han hecho más que entregar discos magistrales, fusionando del rock progresivo con el hard rock de vertiente añeja y setentera. Estoy seguro de que no defraudarán a quienes los descubran ahora.

The Flower Kings - The Sum of No Evil (2007)


Grupo de dilatada experiencia formado a principios de los 90, y que a lo largo de todos estos años ha combinado álbumes magistrales y dignos de aplauso, con otros un tanto irregulares. The Sum of No Evil se sitúa entre lo mejor del rock progresivo en la década del 2000, por la elegancia empleada en cada canción y los numerosos matices con los que nos obsequian en cada minuto del disco.

Spock's Beard - Snow (2002)


Puede que Snow sea el último gran disco de los británicos Spock's Beard hasta la fecha. Un álbum conceptual bastante extenso que de primeras puede ahuyentar al oyente, pero cuando lo pones y lo escuchas atentamente, los minutos transcurren entre grandes canciones compuestas desde la más pura exquisitez. Un disco fantástico .

Ayreon - The Human Equation (2004)


Arjen Lucassen es el cerebro que luce tras el nombre de Ayreon. The Human Equation es una ópera rock progresiva de grandes magnitudes que además está llena de colaboraciones de primer nivel, tanto a las voces como a los instrumentos. Una simple escucha basta para dejarte boquiabierto, pero para degustarlo necesitas de unas cuantas más, como en todos los buenos discos.

Marillion - Marbles (2004)


Discazo. Un álbum diferente a lo que Marillion nos había mostrado en los años 80, cobinando el rock progresivo, con el pop rock más sofisticado y elaborado, pero demostrando que aún cambiando la forma de componer se puede seguir facturando trabajos de alto nivel. Canciones elegantes, momentos reposados con sonidos espectaculares, y melodías que te acarician el alma. Escucha "Angelina" y "Fantastic Place", y simplemente déjate llevar por su ambientación. 

Nightingale - Nightfall Overture (2005)



Estos suecos son unos maestros combinando el progresivo con el hard rock. Capaces de enamorar por la facilidad que tienen para encontrar melodías con gancho y estribillos muy coreables. Técnicamente son soberbios, aunque no abusan del virtuosismo. Una de las mejores canciones del disco es el medio tiempo "Alonely", que es simplemente soberbia. Nightfall Overture no es una compilación al uso, y es que realmente decidieron regrabar algunas canciones de anteriores trabajos, para así dotarlas del gusto musical actual de la banda.

Comentarios

Yei Hernández ha dicho que…
Te faltaron varios como el Deconstruction de Devin Townsend, Colors, The Great Misdirect y Parallax Sequence de Between The Buried And Me, Autotheism de The Faceless, Imcomprehensible de Andy Winter, Mantis de Obsidian Kingdom, Leviathan, Blood Mountain y Crack The Skye de Mastodon, también discos de Persefone, The Contortionist, de Ihsahn, de Cynic, etc. la lista es muy larga.