10 discos esenciales de Marillion.

Marillion, una de las bandas más exitosas e influyentes del movimiento llamado neo-prog. A lo largo de su carrera han ido publicando una serie de álbumes que nunca dejarían indiferente a buena parte de la parroquia progresiva. Para bien o para mal, tras la marcha de Fish en el año 88 y con la llegada de Hogarth, fueron cambiando paulatinamente el sonido, la forma de componer y de producir, refrescando la propuesta para hacerla más melódica y elegante, aunque siempre plasmando una calidad musical fuera de toda duda.



Aquí va pues, mi lista de 10 discos imprescindibles de Marillion:

10. Sounds That Can't Be Made (2012)


El último trabajo de la banda británica hasta la fecha, se cuela en esta lista sobre todo gracias a la composición titulada Gaza. Si querían sorprender con algo nuevo, lo consiguieron precisamente con la primera composición del álbum. Un arriesgado título que trata precisamente sobre el conflicto palestino, saliendo Hogarth airoso del envite, donde además, la formación muestra su faceta más camaleónica (más si cabe) con constantes cambios de ritmo, donde si la ocasión lo requiere, te susurran, pero si lo que hay que imprimir es fuerza, Rothery sorprende a tus oídos con unas guitarras realmente gruesas y densas. El resto del disco no desmerece para nada, sobre todo Pour My Love o Lucky Man, pero viven a la sombra de esta suite descomunal

9. Happiness Is The Road (2008)


Marillion no es una banda que suela publicar discos cada año, pero tras el fallido Somewhere Else, ellos mismos debieron darse cuenta del esperpento de álbum que habían entregado a sus seguidores y sin pensarlo demasiado, decidieron enmendar el error con un nuevo trabajo, aunque esta vez sería doble, ya que Happiness Is The Road se divide en dos volúmenes, conteniendo los pasajes más tranquilos, cristalinos y elegantes en la primera parte, para después mostrarnos la cara más visceral en la segunda, añadiendo incluso algunos elementos blues y pinceladas jazzísticas. Imposible mostrarse indiferente ante composiciones como Essence, la preciosa instrumental Liquidity, la ambiciosa The Man From The Planet Marzipan así como la maravillosa Especially True.

8. Afraid of Sunlight (1995)


Quizás este disco posea el privilegio de ser el enlace entre los buenos discos de la banda y los que realmente han forjado la leyenda grabado a oro. Publicado tras la recuperación de la banda gracias a un disco como Brave, pretende mostrar al público todas las facetas que la banda había confeccionado hasta la fecha, es decir, sin dejar de lado la filosofía progresiva, pero dejando claro que habría espacio para melodías de pop sofisticadas. Así encontramos una preciosa balada como Beautiful, una espectacular canción homónima como Afraid of Sunlight, y un torbellino progresivo llamado King, sin duda, de las mejores composiciones que han creado Marillion en su carrera.

7. Fugazi (1984)


Tras el éxito del álbum debut de la banda, llegaba el turno de Fugazi para demostrar que aquello no había sido fruto de la suerte, sino del más puro talento. Bebiendo directamente de las influencias de los primeros Génesis, continuaron su ascenso al estrellato gracias a canciones como Assasing, donde los teclados también se prodigaban a la hora de crear melodías o "riffs" representativos. El camaleónico Fish dejaba su profunda huella gracias a sus magistrales e histéricas interpretaciones vocales. Otras composiciones como Punch and Judy o She Chameleon ayudaron a elevar el álbum a la categoría de imprescindible para los fans más fieles.

6. Season's End (1989)


Primer álbum de la era Hogarth y las composiciones respondieron a las exigencias que la crítica y el público esperaban de una banda como Marillion. Se perciben los primeros cambios a la hora de componer, a pesar de que Fish había trabajado en el álbum antes de su marcha. Aparecen algunos de los primeros hits potenciales de la banda como la impresionante The Uninvited Guest o la mágica y magnífica Easter. Hooks in You ofrecía la potencia, mientras cortes como The Space o The King of Sunset Town ofrecían la cara progresiva del álbum. Tras este trabajo, la controversia. Marillion facturaría un buen trabajo de pop rock que dejarían para la posteridad canciones que hoy en día son fijas en los conciertos de la formación, pero la crítica y el sector más puro del progresivo le dieron la espalda. Ese álbum es Holidays in Eden.

5. Brave (1994)


Probablemente el mejor disco del grupo en la década de los 90. No podía llegar en mejor momento, ya que cierto sector del público dudaba de la valía de Hogarth como frontman del grupo tras el cambio de rumbo recreado en Holidays in Eden. Marillion recupera la faceta progresiva y camaleónica, mientras Hogarth se reivindica ofreciendo a la gente un álbum espectacular de principio a fin, sin que se pueda destacar una canción por encima de otra al estar confeccionado el álbum como un conjunto inseparable. Personalmente y haciendo una excepción con lo que he dicho, Alone Again In The Lap Of Luxury (y todas sus partes) es mi composición favorita de este magnífico Brave.

4. Clutching At Straws (1987)


Este álbum supuso ser el último trabajo de Marillion con Fish en la banda. Su voz, de ciertas similitudes con la de Peter Gabriel, nos deleitaría con sus giros histriónicos en canciones sublimes como Incommunicado, aunque también dejaría margen para interpretaciones tan elegantes y sublimes como las de Warm Wet Circle o Sugar Mice. Geniales también White Russian y Torch Song, apuntalando así uno de los mejores trabajos de la carrera discográfica de la banda británica. Muchos se temían lo peor con el trágico abandono de Fish, pero Hogarth, su sustituto, acabó con los males a base de talento y constancia.

3. Script For A Jester's Tear (1983)


El disco que presentaba al mundo a una banda con claras influencias genesianas, se convertiría en un clásico del rock progresivo casi al instante y catapultaría a Marillion a una fama bien merecida que no se quedaría ahí, sino que además perfeccionaría su propuesta. Una de las obras maestras de la banda, que además iba acompañado de una portada magistral a cargo del señor Wilkinson. El contenido musical es exquisito, empezando por el corte inicial, encargado de dar nombre al disco, pasando por He Knows, You Know y terminando en la genial Forgotten Sons. La historia del grupo acababa de comenzar de una forma espectacular.

2. Marbles (2004)


Cuando nadie creía que la banda podría ser capaz de igualar siquiera anteriores trabajos como Brave, llega Marillion para dar un golpe sobre la mesa y así dejar a críticos y público con la boca abierta. No solo iguala la grandeza de ese álbum, sino que lo supera y con creces. El mejor disco de los británicos con Hogarth al frente, los devolvería a la élite del rock progresivo aunque ellos querían ir más allá. El equilibro del álbum es tal, que fueron capaces de crear composiciones complejas como The Invisible Man o Neverland, joyas imprescindibles, sosegadas e imprevisibles como Angelina o Fantastic Place, añadiendo además hits en potencia como You're Gone y Don't Hurt Yourself. Hogarth y los suyos querían dejar claro que tras la marcha de Fish, podrían seguir haciendo discos majestuosos. Marbles fue la respuesta.

1. Misplaced Childhood (1985)


El año en que nací, Marillion publicó un álbum que supondría ser un suceso comercial. Pocos imaginaban que ese grupo influenciado por los Génesis de la era Peter Gabriel serían capaces de trascender al gran público. El ingrediente hoy es fácil de adivinar, pero en su momento no era tan fácil para una banda con semejante aptitudes musicales. Combinaron magistralmente el talento musical con la habilidad de colar unos cuantos singles que calaron hondo incluso en las radios. Son los casos de Kayleigh y Lavender, que sin ceder ni un ápice en calidad, lograron penetrar en los oídos de la sociedad menos acostumbrada al progresivo. Evidentemente, la grandeza del álbum no reside en un par de composiciones, y es que el álbum es una joya en su totalidad, sobresaliendo también títulos como Heart of Lothian (y sus distintas partes), así como Waterhole y las distintas piezas musicales que forman Bitter Suite.

Comentarios

bernardo de andres herrero ha dicho que…
100% comparto el decalogo. mi favorito es Marbles que desde luego me parece uno de los discos digamosde prog de más importantes de los ultimos 10 años
diego ojeda ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
mctold ha dicho que…
Mmmm... Market Square Heroes no forma parte del album Script for a Jester's Tear... fue únicamente un single...
Unknown ha dicho que…
De acuerdo con con todos,se nota el buen gusto por la buena música.
Coincido con Bernardo, Marbles del 2004 creo que es el mejor disco después de brave,y creo ha con el tiempo de ha transformado en un clásico, mi favorita de marillion es the invisible man, y océan cloud, neverland,you re gone, Drilling holes.
Fantastic place.
Será muy difícil superar ese disco, pero marillion tiene una calidad
incomparable y una creatividad inagotable que muy pocos grupos pueden demostrar..
Unknown ha dicho que…
De acuerdo con con todos,se nota el buen gusto por la buena música.
Coincido con Bernardo, Marbles del 2004 creo que es el mejor disco después de brave,y creo ha con el tiempo de ha transformado en un clásico, mi favorita de marillion es the invisible man, y océan cloud, neverland,you re gone, Drilling holes.
Fantastic place.
Será muy difícil superar ese disco, pero marillion tiene una calidad
incomparable y una creatividad inagotable que muy pocos grupos pueden demostrar..
Anónimo ha dicho que…
Creo que se ha sido muy injusto con los Marillion de Hogarth...yo el primero. Los Marillion de Fish acompañaron mi adolescencia y los tengo en un pedestal...pero desde hace unos años si escucho a Marillion es con Hogarth. Otro disco al que tengo especial cariño es Holidays in Eden.
MAUROTE ha dicho que…
SOY AMANTE DE LA MUSICA, Y RESPETO MUCHO ESTA LISTA, SOLO CREO QUE HEMOS SIDO INJUSTOS CON HOLIDAYS IN EDEN (ME REFIERO A NOSOTROS LOS FANS ALLI POR 1992) DIGAMOS QUE TIENE QUE ESTAR AL MENOS EN EL PUESTO 11