8 discos esenciales de U2.

Hablar de U2 es hacerlo de una formación que ha obtenido una popularidad impresionante a lo largo de su carrera. Herederos de una discografía impresionante en la década de los 80, bajando la calidad en los 90 y viviendo de rentasen los últimos años. Los fans del grupo suelen perdonar casi cualquier tropiezo de sus ídolos, pero lo cierto es que hoy en día mantienen el estatus gracias a su primera época, a la fama que arrastran desde entonces, a la palabrería de Bono y a sus mastodónticos directos.


Vayamos pues con la lista de discos esenciales de la banda irlandesa:

8. Zooropa (1993)


Los devaneos de la banda irlandesa con la electrónica, comenzaron a tener protagonista en este Zooropa, algo que cogió totalmente desprevenida a la crítica y al público, en parte porque venían de publicar Achtung Baby, uno de los álbumes más celebrados y aclamados de la historia del grupo. Rock experimental con dosis de art pop-rock y flirteos "dance" que no convencieron al seguidor neutral. Composiciones con cierto interés, aunque poco trascendentales y de un contenido melódico bastante inferior a muchos de sus trabajos. De todas formas, no fue aquí cuando tocaron fondo, puesto que Pop y los dos últimos trabajos hasta la fecha, se han encargado de que Zooropa se encuentre entre el límite del bien y del mal.

7. October (1981)


Supuso ser el segundo trabajo de la banda que, tras debutar con Boy, donde mostraron buena parte de su talento, aquí dan un paso atrás en cuanto a valoración global se refiere. Mantienen la esencia del debut, pero se muestran mucho menos inspirados. Eso sí, contiene algunas buenas canciones más que rescatables, como pueden ser I Fall Down, Gloria, Tomorrow o la homónima October. Pop rock alternativo donde los escos del post-punk todavía se hacen notar en las composiciones.

6. All That You Can't Leave Behind (2000)


Después de sus devaneos con la electrónica y el pop más accesible e insulso, regresaron para ofrecer algo que sus fans comenzaban a demandar preocupados: mayor protagonismo de las guitarras. Bajo mi punto de vista, se trata del último buen disco de U2 en su carrera, porque evidentemente, a los irlandeses hay que pedirles bastante más, ya que su fama no viene precisamente por lo que han realizado en los últimos lustros. Calidad algo justa, aunque lo compensan con dos pelotazos que fueron grandes flechas comerciales, las cuales coparon las radios e incluso la televisión. Hablamos de Beautiful Day y Elevation. Es obligado destacar también otras composiciones como Walk On, Kite o When I Look At The World.

5. Boy (1980)


U2 debutaron oficialmente con el este larga duración llamado Boy, donde el Post-punk se aferra al pop rock más alternativo para deleitarnos con unas canciones magistrales donde las guitarras son protagonistas. Las melodías vocales son notables, muy cuidadas en su melodía. Probablemente, la canción más emblemática sea I Will Follow, precisamente la encargada de dar el pistoletazo de salida al álbum. Out of Control es otra de las composiciones emblema, que junto a The Electric Co. y A Day Without Me, forman una tripleta imparable.

4. The Unforgettable Fire (1984)


Álbum de sobra conocido por albergar una de las composiciones más impresionantes y desgarradoras de la formación irlandesa. Sí, hablamos de Pride (In the name of love), un corte que comienza con unas preciosa guitarra, ya característica dentro del sonido que ha llevado a U2 ser lo que es hoy. Un tema donde Bono se desgañita para ofrecernos un os estribillos magistrales. La exhibición de tremendas canciones no termina aquí, puesto que la homónima The Unforgettable Fire, la expléndida Bad y la camaleónica Elvis Presley and América, completan una ofensiva capaz de derribar los oídos de millones de persona. La música de U2 se hace más bella con un pop rock guitarrero más elegante. Tiene el privilegio (o no) de estar entre dos discos absolutamente brutales. 

3. War (1983)


En mi opinión, una de las tres obras maestras que han facturado. Dotan a su música de una elegancia suprema y letras más directas. Musicalmente estamos ante una obra muy madura para tratarse del tercer álbum publicado por los irlandeses. La sobrecogedora Sunday Bloody Sunday se encarga de iniciar el álbum de forma magistral, aunque New Year's Day sale realmente respondona y pretende hacerse con el título de la mejor canción de War. Para mí, empate. Like a Song..., Surrender o "40", se disputan los diplomas dentro un trabajo que contiene muchas gemas.

2. The Joshua Tree (1987)


En The Joshua Tree podemos encontrar un puñado de canciones que son vitales para conocer y comprender la obra completa del grupo. Más sofisticado que War, aunque menos directo, pero todo ello sin perder ni un ápice de calidad, sumando además elegancia y buen hacer. El arranque del disco es de los que hacen época, puesto que tres de las canciones más emblemáticas de la carrera del grupo son las encargadas de darte la bienvenida al disco. Hablamos de Where The Streets Have No Name, I Still Haven't Found What I'm Looking For y With or Without You. Bono alcanza aquí las cotas de mayor esplendor en cuanto a voz se refiere, más madura y contenida, pero ganando en control vocal. Muchos se preguntaban si serían capaces de igualar la calidad del álbum. La respuesta es Achtung Baby.

1. Achtung Baby (1991)


Nadie podía vaticinar que la década de los noventa supondría un retroceso en calidad musical cuando en el año 91 publican la que para mí es su obra cumbre: Achtung Baby. Se trata del disco que mejor define todas las virtudes de U2 hasta la fecha, recogiendo aquí todo lo que han ido sembrando desde principios de su carrera. Todo el conjunto es sensacional, fascinante, donde las melodías vocales se muestran exquisitas y la instrumentación alcanza picos antes inexplorados por los de Dublín. The Fly, Mysterious Ways, Who's Gonna Ride Your Wild Horses, pero sobre todo One, son composiciones que te atrapan desde el principio. Simplemente magistral y a años luz de lo que hoy ofrecen U2.

Comentarios

bernardo de andres herrero ha dicho que…
Ok lo comparto son los mejores sin duda
21st Century Schizoid Man ha dicho que…
También lo comparto; para mí el Achtung Baby es uno de los mejores discos de los noventa. Una maravilla de principio a fin.