10 discos esenciales de Genesis.

Legendaria formación de rock progresivo procedente Godalming, Surrey (Reino Unido). Han vendido más de 150 millones de discos en todo el mundo, dejando claro que son uno de los nombres mastodónticos del mundo de la música. Se trata de un dato muy meritorio teniendo en cuenta que se trata de un grupo que ha llegado a componer algunas canciones de carácter complejo, alcanzando la excelencia musical en multitud de ocasiones .
Poseen varias etapas bien diferenciadas en cuanto sonoridad y formación se refiere, una primera marcada por el rock progresivo de la década de los 70, liderada por Peter Gabriel y Steve Hacket, mientras que con la salida de paulatina de los citados músicos y el acercamiento de Phil Collins a las voces, el estilo de Genesis se enfoca hacia un pop rock sofisticado, dejando poco a poco de lado las elaboradas composiciones y los elementos progresivos que ofrecieron durante muchos años. Son impulsores de un sonido que marcaría un antes y un después en la música, influyendo notablemente en la propuesta musical de bandas como Marillion. La formación más clásica de la banda es la siguiente: Peter Gabriel (voces, flauta, oboe), Steve Hackett (guitarras), Mike Rutherford (bajo, guitarras), Tony Banks (teclados) y Phil Collins (batería). A medida que pasaron los años, la pérdida paulatina de miembros aparecería para acabar siendo clave en la transformación del grupo en cuanto a estilo musical se refiere.


10. Genesis (1983)


Instalados como un trío formado por Banks, Rutherford y Phil Collins, Genesis es probablemente uno de los puntos más bajos de la discografía de los británicos. Un álbum que lleva consigo el certificado de defunción definitiva en el aspecto creativo, pues se instalan de forma más acomodada y sin ningún tipo de escrúpulos en la propuesta que venían desarrollando desde hacía algunos años. Es decir, pop rock de tintes elegantes y sofisticados que aquí parecieron perder cierta coherencia. No se trata de un problema en el cambio de estilo, sino en la manera de plasmar las composiciones, ciertamente carentes de cualquier elemento de grandeza que les dieron la fama de reputados músicos. Aún así, lograron unas millonarias ventas que sostuvieron la popularidad de la formación pero enterraban su faceta más artística. Mama y That's All son las composiciones más destacables y las que se salvan de la quema, aún así, al tratarse de Genesis, era normal que se les exigiese mucho más.

9. Invisible Touch (1986)


Invisible Touch supuso ser todo un suceso comercial, y es que lograron vender unas 15 millones de copias en todo el mundo. Cuando una persona quiere argumentar que muchas veces las ventas y la popularidad de un disco, no tienen nada que ver con la calidad, el mejor caso en forma de ejemplo que puede poner es el de Genesis. Cuando la excelencia de sus composiciones desbordaba y sus músicos contaban con una magnífica reputación, no alcanzaron nunca la popularidad que sí lograron con discos como el que nos ocupa, donde la genialidad la van mostrando a cuentagotas, con canciones enfocadas a la industria musical más mainstream y sus letras son menos trabajadas. Dicho ésto, cabe decir que al menos mejora la propuesta del homónimo Genesis, y es que lograron componer efectivos singles como Land Of Confusion, que sin duda se trata del oasis en el desierto, o Invisible Touch, más acordes con sus nuevos seguidores, esos que nunca siguieron al grupo es su época más preciosista e inigualable. Los pocos resquicios de elementos progresivos que quedaron, se plasman en títulos como Tonight, Tonight, Tonight y Domino.

8. Duke (1980)


Duke es probablemente el disco que traza la línea divisoria entre el anterior sonido de Genesis y el nuevo, mucho más enfocado al pop. Se trataba del segundo trabajo sin Steve Hackett en el seno del grupo y eso hizo mella en la forma de componer. Phil Collins tenía mayor protagonismo compositivo y es uno de los máximos artífices del cambio de estilo paulatino que en mi opinión derivó en una pérdida de calidad bastante acusada, sin embargo hay que reconocerle el mérito junto a sus compañeros de firmar unas composiciones que calaron hondo en el gran público, logrando las ventas millonarias que consiguieron, aunque evidentemente, a muchos hubiese gustado que se realizara de otra manera. La inclusión de nuevas tecnologías, diferentes tratamientos en el sonido de las baterías y una producción más ochentera, marcaron el devenir del álbum. Aún así, podemos encontrarnos con composiciones tan fascinantes como Turn It On Again, Misunderstanding o la espectacular Duke's Travel, una de las últimas composiciones progresivas del grupo.

7. Wind & Wuthering (1976)


Último álbum donde aparecería el fantástico guitarra Steve Hacket, y con ello, Wind & Wuthering marcaría el final de una etapa netamente enfocada al rock progresivo que les hizo grandes. Se trata del segundo álbum donde la voz principal corre a cargo de Phil Collins, aunque tampoco dejaría de lado la batería. Estamos ante un trabajo más oscuro y sombrío, donde Steve estaría relegado a un segundo plano en lo que a faceta de composición se refiere y comenzaban a aparecer ciertas discrepancias que desembocaron en el ya citado abandono de la nave por parte del guitarrista.
El disco contiene algunas composiciones importantes y de gran calidad como One For The Vine o Afterglow. También dejan espacio para algunas piezas instrumentales como Wot Gorilla? o Unquiet The Slumbers For The Sleepers In That Quiet Earth. A pesar de ser un disco donde se aprecian algunas disputas internas, lo que vino en posteriores años es incomparable en cuanto a calidad musical, siendo Wind & Wuthering un trabajo bastante notable.

6. Trespass (1970)


Tras un debut un tanto fallido, Trespass  mejora la propuesta inicial de forma sustancial y ya nos obsequia con algunos títulos que a la postre se convertirían en clásicos imperecederos de la banda. Hablamos de la genial Looking For Someone, y por supuesto de The Knife, de ritmo cabalgante y atmósfera sobrecogedora. En definitiva y comparado con el debut, las composiciones son algo más extensas y complejas, donde además mejoran bastante el sonido del grupo. Aquí comienza la leyenda de Genesis, aunque en años venideros de la década de los 70, la explosión artística subiría como la espuma.

5. A Trick Of The Tail (1976)


Peter Gabriel, el vocalista y compositor que tantas glorias había aportado al grupo, abandona el barco para lamento de muchos seguidores que se temían lo peor. Durante un tiempo, el grupo buscó vocalista a través de cintas que enviaban los candidatos, pero ninguno convencía. Finalmente, Phil Collins dio un paso al frente y se erigió como la nueva voz del grupo sin abandonar la batería. Si muchos esperaban una bajada de calidad acusada en las composiciones, eso no sucedió en este disco, donde todavía supieron mantener la esencia progresiva y la inercia compositiva de álbumes pasados. Un álbum donde el que más activo se mostró en la faceta compositiva fue Tony Banks, aunque en algunos temas, ese aspecto caía en la espalda de todos los miembros, tal y como venían haciendo hasta el momento. Para el recuerdo nos dejaron canciones magistrales como la inicial Dance On A Volcano, la acústica y sugerente Entangled, la extensa y delicada Ripples o la inspirada y homónima A Trick Of The Tail.

4. Nursery Crime (1971)


Era el tercer trabajo de la banda cuando el batería John Mayhew y el guitarrista Anthony Phillips abandonaban Genesis y serían reemplazados por Phil Collins y Steve Hackett respectivamente, uniéndose a Peter Gabriel, Mike Rutherford y Tony Banks, estableciéndose así la formación clásica del grupo, precisamente con la que alcanzarían los momentos creativos más excelsos. El sonido se vuelve más pulcro y nítido a la par que complejas, donde las composiciones alcanzaban cotas de calidad muy notables. Casi todas las canciones fueron compuestas por todos los miembros del grupo. Considero que Genesis han compuesto 4 discos que pueden catalogarse como obras maestras, pues Nursey Crime es la primera de ellas. El motivo radica en composiciones como The Musical Box, un collage sonoro repleto de cambios de ritmo donde se empezaba a notar el potencial de la formación clásica. Si alguien quiere saber porqué Phil Collins está considerado un gran batería, es preciso que escuche The Fountain Of Salmacis. Trabajo impresionante.

3. Foxtrot (1972)


Tenían una gran papeleta por delante tras la publicación de un álbum tan majestuoso como Nursery Crime, y es que igualar tal obra supondría un reto bastante complicado de superar. Pues bien, no solo han igualado la propuesta sino que dieron un paso más en su evolución artística. Si The Musical Box era el buque insignia del anterior trabajo, aquí responden con Super's Ready, una de las composiciones más fascinantes, complejas y espectaculares, no solo del grupo en sí, sino del rock progresivo en general. La teatralidad aparece en los directos de la banda, ejerciendo Peter Gabriel como maestro de ceremonias, comenzando además a ser muy reclamados por los seguidores progresivos, que ardían en ganas de ver en directo a una banda que aseguraba espectáculo musical y visual en los conciertos de la época. No podemos olvidarnos de otros títulos tan imprescindibles como Watcher Of The Skies o Time Table.

2. The Lamb Lies Down On Broadway (1974)


Excelente álbum de rock progresivo en clave de ópera rock. Considerado por la mitad de un sector de seguidores de la banda como el mejor álbum de Genesis, rivalizando directamente con Selling England By The Pound, el álbum que adora la otra mitad. Lo cierto es que según Peter Gabriel, el argumento del disco se basa en El Topo de Alejandro Jodorowsky, siendo el propio vocalista el encargado de escribir casi todas las letras, para guiar la historia por los cauces que tenía en mente. Lo cierto es que aparecían las primeras discrepancias, donde Steve Hackett se sentía frustrado al no atenderse a sus ideas. Lo maravilloso del álbum, es que afortunadamente esas fricciones internas entre algunos miembros no se notan en un disco doble de excelentes canciones y de exquisita instrumentación donde resulta imposible destacar un tema por encima de otro al tratarse de un trabajo conceptual. Lo que sí realmente ocurrió, es que tras este disco, Peter Gabriel abandonaría la banda.

1. Selling England By The Pound (1973)


Un disco para ser abrazado eternamente y así no soltarlo jamás. Cuando un grupo tiene tantas obras de gran calidad, al final, al realizar un artículo de este tipo, te toca decidir sobre todo por gusto personal, y así es como me he decidido por Selling England By The Pound como el mejor trabajo de Genesis y en detrimento de The Lamb Lies Down On Broadway. 8 canciones que son joyas pulidas, listas para brillar desde el primer momento. Donde unas letras de ensueño se acomodan en una base instrumental impresionante, que tiene como puntos altamente desbordantes en composiciones como la inicial y espectacular Dancing With The Moonlight Knight, la vibrante The Cinema Show, la juguetona I Know What I Like (In Your Wardrobe) o mi debilidad personal, que no es otra que Firth Of Fifth. Me quedo sin palabras para describir lo que mis oídos recogen cada vez que suena este disco. La grandeza de Genesis nunca alcanzó cotas tan altas, casi infinitas.


Comentarios

Guzz ha dicho que…
Magnífico trabajo, vaya qué sí. Coincido por supuesto en los cuatro primeros (que en verdad -y como tanta gente- considero las cuatro masterpieces de la formacón). Lo único que en base a gustos propios intercambiaría las posiciones 1 Y 3. Para mí "Foxtrot" es definitivo. Saludos.
Alex Palahniuk ha dicho que…
Yo pienso que el The Lamb es el mejor: es una obra maestra de los setenta y de la música en general. Sólo discrepo en cómo tienes situado a Trespass, cuando (en mi opinión), se come a Trick por donde quiere.

Un abrazo :)
Ricardo Fernández ha dicho que…
Cuando hablamos de discos que musicalmente están a gran nivel, lo que cuenta ya es el terreno personal.

Hay muchísima gente que piensa que el "Lamb" está como inacabado por culpa de las riñas internas. Yo no lo veo así y lo sitúo en la segunda posición, superado por el "Selling" por cuestión personal, ya que es mi preferido.
Joselito ha dicho que…
los discos de los 80 que tan poco te gustan a mi me parecen muy logrados si bien reconozco que son mas pop. si no fuera por ellos seguramente la banda no se habria hecho tan popular y no habria conocido los trabajos anteriores.
JLO ha dicho que…
Muy buena lista de una gran banda... Vivi la época Collins y dentro de ella A trick y Génesis me encantan...

Los primeros 4 no los tengo escuchados, solo canciones sueltas que me encantaron... Ahí entendí que con Gabriel también eran grandes... Muy...

Saludos 🙋