Screaming Trees - Sweet Oblivion (1992)


Formación de la banda en Sweet Oblivion:
  • Mark Lanegan (Voces)
  • Gary Lee Conner (Guitarras)
  • Van Conner (Bajo)
  • Barrett Martin (Baterías)

Screaming Trees es un grupo estadounidense ya disuelto, que se mantuvo en activo desde mediada la década de los 80, hasta finales de los 90. Se sitúan dentro del movimiento grunge, aunque sin duda no han contado con la misma suerte que bandas como Nirvana o Pearl Jam, aunque está claro que la calidad del grupo no ha tenido que ver en ello, ya que no tienen nada que envidiar a las formaciones punteras del estilo.
Los primeros trabajos de la banda de Ellensburg fueron bastante meritorios, aunque el problema en que la mala producción lastraba las grandes virtudes de aquellos trabajos. No fue hasta 1992, año en el que publicaron este Sweet Oblivion, cuando de verdad consiguieron plasmar el sonido que ellos querían, lo que provocó que el público empezara a interesarse por la música de estos chicos. La MTV comenzaba a emitir algunos vídeos musicales de este álbum y eso ayudó a que el nombre del grupo comenzara a sonar con cierta fuerza en algunas partes del mundo, aunque nunca a nivel de las bandas más populares del grunge.

Tras una portada poco llamativa en cuanto a diseño, se esconden 11 canciones repletas de fuerza y sentimiento por parte de unos componentes que querían comerse el mundo, cansados del ninguneo constante que sufrían por aquel entonces.
El disco abre con una de las canciones más representativas del grupo y no es otra que Shadow of the Season, de inicio cautivador y con un Mark Lanegan que empieza entonando suavemente con su voz arenosa. Poco a poco la composición va ganando en fuerza e intensidad, alcanzando la cima en un estribillo breve pero directo. Nearly Lost You es otro de los temas de mayor fama. Su videoclip fue carne de MTV durante algún tiempo, siendo un corte que no se anda con rodeos, va directo a captar la atención del oyente con estrofas llenas de fuerza y un estribillo ciertamente melódico. Las guitarras hacen una muy buena labor, dejando caer algunos arreglos bastante vistosos. Llegamos a Dollar Bill, un medio tiempo donde la carta de presentación son unos acordes con guitarras acústicas. Pausado y rabioso en según que momentos, donde el señor Lanegan maneja las intensidades a su gusto. More or Less también es un medio tiempo, aunque más denso y oscuro, con más fuerza si cabe y con un genial estribillo. Butterfly es una composición que busca desde su inicio cautivar los oídos del oyente, siendo claramente adictiva y enfocada para sonar en las radios alternativas de por aquel entonces. For Celebrations Past es una canción de detalles curiosos en las guitarras, con unos bajos bastante marcados, siendo juguetones pero dentro de cierta sencillez. 

En la segunda parte del disco nos encontramos con The Secret Kind, probablemente la canción más salvaje, directa, rápida y descontrolada del álbum. Buenísima labor por parte de la base rítmica en las partes centrales, incluyendo un magnífico y corto solo del señor Gary Lee Conner. Llega el turno de Winter Song, en mi opinión, la mejor interpretación del señor Lanegan en este disco. Un medio tiempo cargado de sentimiento y de melodías vocales preciosas, lo que contrasta con Troubled Times, otra composición de inicio pausado, pero que al cabo de unos segundos termina explotando con toda la banda imprimiéndole la fuerza necesaria. Tema bastante elaborado y con estribillos muy acertados. No One Knows es por así decirlo, la balada del disco. Es en los temas más lentos donde Mark nos regala las mejores interpretaciones de su carrera, gracias a una voz que cautiva desde el primer momento. Julie Paradise es la última canción del álbum, con diversos cambios de ritmo e intensidades que la hacen mucho más jugosa, poniendo un cierre que hace justicia a la calidad global del disco.

Sweet Oblivion es variado, honesto, salvaje y efectivo. No hay canciones de relleno, todas tienen algo que aportar, todas consiguen despertar diferentes emociones, y siempre son potenciadas por la excelente voz de Mark Lanegan, artista que hoy en día está labrándose una carrera en solitario para sacarse el sombrero. Este álbum hizo justicia por fin al sonido que el grupo quería ofrecer a sus seguidores. Luego llegaría el fenomenal trabajo titulado Dust, del que hablaremos más adelante.

Mi puntuación: 8'5

Tracklist:

  1. Shadow of the Season
  2. Nearly Lost You
  3. Dollar Bill
  4. More or Less
  5. Butterfly
  6. For Celebrations Past
  7. The Secret Kind
  8. Winter Song
  9. Troubled Times
  10. No One Knows
  11. Julie Paradise





Comentarios

bernardo de andres herrero ha dicho que…
Mi favorito del grupo y de lanegan