Nightingale - Retribution (2014)


Formación de la banda en Retribution:
  • Dan Swanö (Voces, guitarras, teclados)
  • Dag Swanö (Guitarras, teclados)
  • Erik Oskarsson (Bajo)
  • Tom Björn (Batería)

Maravillosa formación sueca que llevaba desde 2007 sin publicar nuevo material. Se han hecho de rogar, pero el pasado año regresaron a la acción con Retribution, donde siguen la progresión lógica que poco a poco han ido modelando a su antojo. Esto quiere decir que la oscuridad de sus primeros discos desaparece, y se centran en un hard rock melódico con evidentes pinceladas progresivas. Dan Swanö y sus secuaces parecen tener claro lo que quieren y así lo plasman a lo largo de las diez nuevas composiciones que completan el disco.
No se andan con medias tintas y pasan al ataque desde la inicial "On Stolen Wings", cuyas melodías vocales son un placer para los oídos, alcanzando la cima en un estribillo perfectamente estructurado. Algo parecido le sucede a "Lucifer's Lament", aunque esta vez bajando revoluciones y rebosando elegancia. "Chasing The Storm Away" es a mi juicio una de las gemas más preciadas del álbum. Las finas y delicadas guitarras repiten las notas musicales mientras Swanö prepara la situación en unas estrofas brillantes que desembocan en un estribillo precioso. Un medio tiempo necesario, de cálida sencillez y de impecable factura. Mientras tanto, "Warriors of the Dawn" nos ofrece unas guitarras machaconas, que junto a los precisos teclados vuelven a dar forma a una composición de mágicas melodías. Aunque si de magia hablamos, no podemos olvidarnos de "Forevermore", de excelente resultado, que además destaca incluso cuando está rodeada de tanta calidad. Un tema hard rock/aor con pinceladas progresivas que sobresale por sus preciosos teclados.
La segunda mitad del álbum comienza con "Divided i Fall", una balada acústica envuelta en una fenomenal ambientación, y que sirve como descanso para acometer la escucha de "The Voyage Of Endurance", una de las composiciones más largas del álbum, donde nuevamente vuelven a destacar sus efectivos teclados. "27 (Curse or Coincidence)" comienza de forma pausada, aunque pronto explota gracias a las rasgadas guitarras que acompañan a Swanö durante un estribillo que nos recuerda el tono oscuro que la banda empleó en sus primeros álbumes. A pesar de su corta duración, "The Maze" se erige como la canción más progresiva del disco, que destaca por una sobria y cuidadosa instrumentación. El broche final lo pone "Echoes of Dream", que desde luego es el mejor resumen posible de Retribution, puesto que contiene todos los elementos característicos que Nightingale nos han ofrecido a lo largo de las diez canciones. Es decir, buenas guitarras, cambios de ritmo, ambientación sugerente, base rítmica solvente y melodías pegadizas.

Retribution no es un disco más en la carrera de Nightingale, sino la confirmación de que hay un talento especial para componer canciones. Es una pena que la banda no obtenga un mayor reconocimiento en cuanto a fama, pero en parte también les penaliza la intermitencia con la que suelen llegar sus discos al mercado. 
Apenas hay minutos de relleno y sus canciones están a un gran nivel, con todos los elementos posibles para el disfrute del oyente.

Mi puntuación: 8'5






Comentarios

bernardo de andres herrero ha dicho que…
Me habia comentado maravillas de este disco y por lo escuchado en este post me parece que era acertadas
jesusmeza88 ha dicho que…
Que buen post!! Te tome la palabra y me puse al día con este disco, estaba dentro de mis pendientes.

La música sin duda es mejor cuando se comparte lo que sabemos, yo también llevo un blog por cierto, si quieren echar un vistazo aquí les dejo el link:
http://guitarrayotrascosas.wordpress.com/

Y que no se me olvide, muchas gracias, el disco estuvo GENIAL!!
Top Joven ha dicho que…
Excelente blog, muy bueno la verdad, me parece bien que todos compartamos los mismos gustos en un solo espacio, saludos