20 grandes discos de artistas españoles.

A lo largo de los años he ido publicando diferentes artículos en los que agrupaba una serie de grandes discos de diferentes estilos musicales. Hoy quiero ofreceros una lista de 20 grandes discos realizados por artistas españoles. No son todos los que deberían aparecer, pero los que sí están aseguran buenas dosis de calidad. De todas formas habrá una segunda parte con otros 20 discos señalados igualmente memorables.

Triana - El Patio (1975)


Una de las bandas más importantes del país por lo que ha aportado a la música nacional, por su calidad y por su legado. En ese momento, fusionar el rock sinfónico progresivo con las raíces andaluzas requería de cierta valentía. De hecho, en el momento en que se publicó el álbum, pasó sin pena ni gloria. A medida que se iba consumiendo el tiempo, el interés fue mucho mayor y unos meses más tarde empezaron a recoger sus frutos en forma de ventas y reconocimiento. A día de hoy es uno de los imprescindibles en la colección de un melómano.

Radio Futura - La Canción de Juan Perro (1987)


Mientras los medios reivindicaban la canción "Enamorado de la moda juvenil", Radio Futura se iba desmarcando poco a poco de aquel sonido según iban publicando discos. Cada vez más sofisticados, creativos y con textos más elaborados, en La canción de Juan Perro llegaron quizás a su techo musical. Composiciones de la talla de "A cara o cruz", "37 grados", "La negra flor" o "Annabel Lee" son de lo mejor de su repertorio, y todas ellas se encuentran reunidas en este fenomenal trabajo.

Leño - Leño (1979)


Tras una portada un tanto confusa se esconden una serie de canciones que se recrean el el rock con elementos progresivos. Aquí hay riffs incendiarios y desarrollos instrumentales muy logrados, que casan perfectamente con unos textos atrevidos, sobre todo en cortes como "Este Madrid". De todas maneras, destaco por encima de todo dos títulos para mí imprescindibles en el debut de Leño: "El tren" y "Castigo". Son las que marcan la diferencia y las que hacen que este trabajo sea tan sumamente respetado.

091 - Doce Canciones Sin Piedad (1989)


Sin duda alguna se trata de uno de los casos más injustos que se han dado en la música española. Han estado peleando contra las discográficas y contra las bajas ventas que generaban sus discos, lo que les llevó a disolverse irremediablemente en mitad de la década de los 90. Antaño olvidados, hoy totalmente reivindicados. El pasado año llegaron a hacer una gira de "resurrección" que les llevó al colgar el cartel de "no hay billetes" en numerosos conciertos. He elegido Doce canciones sin piedad porque aquí comienzan los 091 sublimes, los de mayor calidad musical y gran riqueza a nivel de textos, pero bien podía haber elegido cualquiera de los tres trabajos que publicaron después.

Barón Rojo - Volúmen Brutal (1982)


El debut de Barón Rojo nos mostraba a un grupo que tenía potencial para conseguir publicar obras de gran calidad, hecho que se confirmó en el posterior Volúmen Brutal. Aquí hay un buen puñado de canciones disfrutables como "Incomunicación", la reivindicativa ·Los rockeros van al infierno" o ese homenaje llamado "Concierto para ellos". En los años posteriores ha habido algún álbum que ha asomado la cabeza para rivalizar con el que nos ocupa, pero se han quedado en vanos intentos.

Enrique Morente & Lagartija Nick - Omega (1996)


Enrique Morente pudo pagar muy caro su atrevimiento a la hora de mezclar el flamenco con el rock, pero le dio igual, siguió adelante con el proyecto que tenía en mente para el que contó con diferentes amigos del gremio y la contundencia del grupo Lagartija Nick. Omega es una colección de canciones con textos de Federico García Lorca y revisiones de Leonard Cohen. El nivel instrumental es mayúsculo, tanto es así que hoy en día está considerada como una de las obras maestras de nuestro país.

Iceberg - Coses Nostres (1976)


Soberbios. Un auténtico discazo de jazz fusión con pinceladas progresivas. Coses Nostres es uno de esos álbumes que al escuchar te echas las manos a la cabeza porque no entiendes cómo puede ser que para muchos sean unos verdaderos desconocidos. El siguiente álbum, Sentiments, también posee un nivel musical asombroso, pero la elección del Coses Nostres es clara al resultar capital en la discografía de los Iceberg.

Alarma!!! - En El Lado Oscuro (1985)


La voz arenosa de Manolo Tena no es la única protagonista aquí, es la guinda de un pastel creado por el trío que conforma Alarma!!!, quienes muestran en este álbum un estado de lucidez que abruma. Llegaron a ser comparados con The Police por la sonoridad de la que hacían alarde, pero creo que cada uno de los grupos posee sus propios argumentos. En este álbum nos encontramos con gemas de la talla de "Preparados para el rock and roll", la legendaria "Frío", y por supuesto "Marilyn", popularizada después por Ana Belén.

Miguel Ríos - Memorias de un Ser Humano (1974)


La madurez musical de Miguel Ríos llega con este álbum tan incomprendido e ignorado como estupendo. El proyecto, ambicioso a todas luces, nos ofrece la particular visión del artista en el mundo del rock progresivo y el art rock. Vocalmente se muestra pletórico, pero es que además encontramos muy buenas guitarras, excelentes teclados y una producción que al fin y al cabo en líneas generales está muy bien cuidada.

Joan Manuel Serrat - Mediterráneo (1971)


Imprescindible nombrar a uno de los cantautores con mayor talento del país. Los textos son poesía pura, pero es que el grueso de las canciones incluidas rallan a un nivel altísimo. La canción homónima es el himno de varias generaciones, mientras que "La mujer que yo quiero" está exquisitamente plasmada, tanto en lo instrumental como en las letras; y desde luego no podemos olvidarnos de las magníficas "Lucía" y "Aquellas pequeñas cosas".

Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán - Señora Azul (1974)


Supergrupo español cuyos miembros proceden de formaciones como Los Pekenikes, Solera, Franklin, Los íberos, etc. Señora Azul es el disco más importante de su discografía, siendo totalmente alabado a día de hoy por la crítica, pero conectando muy poco con el gran público. Aún así, canciones como la preciosa "Sólo pienso en ti" han acabado trascendiendo y sobreviviendo dignamente con el paso de los años. Además, la canción homónima, todo un dardo hacia los críticos, es una excelente composición con grandísimas armonías vocales. Si no lo has escuchado, estás tardando.

Duncan Dhu - Autobiografía (1989)


Dejando atrás los problemas con su anterior productor y con el batería Juan Ramón Viles, Diego Vasallo y Mikel Erentxun, ya como dúo oficial, se embarcan en su álbum más ambicioso a la par que excesivo. Excesivo porque contiene un total de 30 canciones, pero la inmensa mayoría de ellas son de una calidad apabullante. Aquí conviven títulos de la talla de "Rozando la eternidad", "Rosa gris", "Entre salitre y sudor", "Palabras sin nombre", "El nuevo calor", Rosas en agua"...todas ellas situadas entre los clásicos de Duncan Dhu.


Nacho Vegas - Cajas de Música Difíciles de Parar (2003)


El ex Manta Ray ha ido labrándose una gran reputación como cantautor con el paso del tiempo. Si bien todavía queda para que sea reivindicado como el talento que es, no se puede dudar en absoluto de su talento. Cajas de Música Difíciles de Parar es un álbum doble y arriesgado por la inclusión de un gran número de canciones. Lo complicado lo ha conseguido, que es que la inmensa mayoría de ellas posean una calidad asombrosa. Su folk rock esconde textos con historias fascinantes.

Quique González - Salitre 48 (2001)


Uno de esos casos extraños en los que el público más exigente y los críticos se ponen de acuerdo en un artista al que le gusta manejarse en el filo de la navaja, y es que para unos es excesivamente comercial, pero gran parte del país no sabe de su existencia. Quique González es un maestro que imprime a todas sus composiciones ese gran talento que tiene para crear historias que enganchan. Salitre 48 es quizás su mejor disco, y es que temas como "Rompeolas","Crece la hierba", "La ciudad del viento" o "Salitre" poseen, además de buenos textos, magníficas melodías. 

Joaquín Sabina - El Hombre del Traje Gris (1988)


Joaquín Sabina siempre ha tenido la fama se ser un buen letrista al que en muchas ocasiones no le acompaña la producción. Aquí estamos ante una de sus obras más equilibradas, y donde nos ofrece canciones sublimes como "Eva tomando el sol", donde además de las preciadas melodías sale a relucir uno de los mejores textos de su carrera. "¿Quién me ha robado el mes de abril" es otra de las formidables composiciones que conforman un álbum que por fin limaba los mayores defectos del pasado.

Paco de Lucía - Fuente y Caudal (1973)


Un maestro de la guitarra flamenca que gracias a ese inagotable talento ha gozado de un indiscutible respeto mundial por parte de otros compañeros de profesión. Fuente y Caudal contiene un puñado de canciones firmadas a dúo con José Torregrosa, entre las cuales sobresalen las espectaculares "Entre Dos Aguas" y "Reflejo de Luna". Merece la pena empaparse del sonido del álbum y dejarse llevar por las manos de Paco de Lucía.

Los Enemigos - La Vida Mata (1990)


El tercer álbum de los madrileños supuso el salto cualitativo que se preveía en los dos trabajos anteriores. Lograron que se les reconociese el mérito de haber creado un disco de gran calidad, aunque jamás obtuvieron una respuesta masiva por parte del gran público. Uno de los estandartes del rock urbano español, si bien es cierto que las letras están muy por encima de la media del estilo. "Desde el jergón", "Septiembre" y "Miedo" son tres de las composiciones más afamadas de La Vida Mata.

Héroes del Silencio - Senderos de Traición (1990)


El álbum capital de la banda zaragozana. Ya en El Mar No Cesa se podía percibir el talento de los cuatro músicos, pero en Senderos de Traición se pusieron en manos de Phil Manzanera y consiguieron plasmar el sonido que realmente querían mostrar. El acabado de las canciones es impecable, la intensidad y la atmósfera está muy lograda, y en él conviven títulos de la talla de "Entre dos tierras", "Maldito duende", "La carta", "Malas intenciones", "Oración" o "Decadencia", una de las olvidadas en los recopilatorios del grupo. El estilo de la banda es inconfundible debido a la personalidad marcada de sus cuatro integrantes.

El Último de la Fila - Enemigos de lo Ajeno (1986)


Manolo García y Quimi Portet ya habían dado muestras de su talento con su debut, sin embargo para su sucesor fueron todavía más allá y además compusieron ese himno magistral llamado "Insurrección". Además, "Aviones plateados" y "Las palabras son cansancio" ayudarían a situar este disco entre los más alto de la música española. Poco más tarde publicarían Nuevas Mezclas, una especie de recopilatorio donde aparecían varias composiciones de sus primeros tiempos con un sonido mucho más pulido.

Antonio Vega - No Me Iré Mañana (1991)


El malogrado artista nos dejó un legado fascinante ya no sólo en Nacha Pop, sino también con su carrera en solitario. Sus dos primeros trabajos fueron extraordinarios, aunque la efervescencia y la frescura de No Me Iré Mañana es muy difícil de superar. No es casualidad que de aquí hayan salido varias de sus mejores canciones: "Esperando nada", "Tesoros", "Se dejaba llevar por ti", "Háblame a los ojos"...todas ellas con un halo especial, con una adecuada instrumentación y buenos textos.


Comentarios