Magnum - On The 13Th Day (2012)


Formación del grupo en On The 13Th Day:
  • Bob Catley (Voces)
  • Toni Clarkin (Guitarras)
  • Al Barrow (Bajo)
  • Mark Stanway (Teclados)
  • Harry James (Batería)


Nuevo disco de Magnum, editado hace unos meses, y tan solo un año más tarde de las publicaciones de The Visitation y Evolution. Llevan tres años muy agitados, publicando material cada dos por tres, y ello parecía que les estaba llevando a crear álbumes precipitados, y es que, desde Princess Alice & Broken Arrow, publicado en el 2007, no habían conseguido dar con la tecla para facturar un disco a la altura del ya citado, hasta que llegó On The 13Th Day, donde han vuelto a cosechar un puñado de canciones de alto nivel adictivo por sus melodías ágiles y fascinantes.

Siguen con ese hard rock/AOR efectivo, pero para esta ocasión, han decidido endurecer un poco el sonido de las guitarras. No es algo exagerado, pero sí que se aprecia ese cambio.

Tras una llamativa portada, creada por Rodney Matthews, se esconde un álbum potente, sinfónico, pegadizo, muy ameno para los oídos, que se inicia con la progresiva All The Dreamers, con una introducción intrigante, preciosa y que termina por explotar pasando el primer minuto de canción. Después, llegan los riffs a los que nos tienen acostumbrados, y una voz magistral, siempre a punto, como la de Bob Catley. Todos los integrantes del grupo poseen su rinconcito para mostrar distintos sonidos a través de su instrumento, pero todo ello bien cohesionado, para que suene sólido y compacto. Seguimos con Blood Red Laughter, el primer trallazo del disco, con buenas guitarras, y colchones de teclado que permiten que la voz de Catley se apoye en ellos, para crear unas melodías vocales espectaculares, que tiene su punto álgido en el soberbio estribillo que han creado.
Didn't Like You Anyway es a mi parecer, la joya del álbum, y una composición, que con el paso del tiempo se irá convirtiendo en un clásico de la banda. Los primeros segundos son magistrales, con la guitarra de Clarkin paseándose y jugueteando mientras los teclados parecen crear un camino lleno de rosas. Aparece poco después el señor Catley para crear unas estrofas intrigantes, preparando así uno de los mejores estribillos que le recuerdo al grupo, donde el bueno de Bob termina por explotar su voz al final de la misma.
El tema título, On The 13th Day, es un medio tiempo más parecido a lo que vienen haciendo durante toda su carrera, con estrofas suaves, pero de melodías vocales pegadizas, y un estribillo cortado por el mismo patrón, dotándolo de una gran exquisitez musical, gracias al nivel de los músicos del grupo. El siguiente corte es un medio tiempo más directo, más pegadizo y más bonito. Se trata de So Let It Rain, otra composición destinada a formar parte del repertorio de canciones inolvidables del grupo, gracias a ese magnífico estribillo, potenciado por unos geniales coros. Los teclados aquí, juegan un papel más fundamental, si cabe. 

Con Dance of The Black Tattoo llegamos a la segunda mitad del álbum, siendo este un corte oscuro, de guitarras potentes, cortantes, con una atmósfera mucho 
más densa, mientras Shadow Town  es todo lo contrario, más preciosista, dinámica, pegadiza, otro hit single en potencia. Putting Things in Place es una aseada balada, que trata de enfriar un poco el incendiario ambiente que Magnum ha creado en nuestros oídos con tanto single en potencia. De melodías sentidas, preciosas, ayudadas y potenciadas por los teclados de Stanway. Broken Promises no concede respiros, siendo la típica canción-estribillo, que te mantiene en vilo durante toda la composición y termina por guiarnos hacia See How They Fall, que con ese inicio tan espectacular, sabes que algo más trae consigo...y desde luego no defrauda. Sigue los patrones creados por Magnum durante décadas, es decir, elegancia, dinamismo, muy buen gusto a la hora de crear melodías que se te graben en la cabeza...pero lo mejor lo dejan para el final, para que cuando acabe el disco, le des al play de nuevo, y no te olvides de ellos. Lo digo porque el cierre del álbum corre a cargo de From Within, otra canción con clara vocación de single (y ya van unos cuantos en este disco), aunque esta vez tiran más del lado sinfónico que del rockero, lo que hace que el estribillo sea más espectacular, y sus melodías sean potenciadas hasta el máximo. Un broche de oro difícil de olvidar en bastante tiempo.

Magnum lo han vuelto a hacer, cuando parecía que su techo parecía ya inalcanzable, tras esos memorables discos clásicos que hace unas décadas nos habían regalado, más ese álbum de 2007 llamado Princess Alice & Broken Arrow. Pero sí, han vuelto a poner toda la carne en el asador, y han facturado un disco a la altura de los más grandes títulos de su catálogo. Y eso, teniendo en cuenta que ya llevan mucho en esto de la música, y que se supone que las ideas deberían comenzar a flaquear, hace que le concedamos doble mérito y un sonoro aplauso. Los británicos siguen en plena forma, siendo una de las bandas más infravaloradas del mundo del rock, teniendo en cuenta lo mucho que han dado y ofrecido, con lo que ellos han recibido.

Mi puntuación: 8

Tracklist:

  1. All The Dreamers
  2. Blood Red Laughter
  3. Didn't Like You Anyway
  4. On The 13th Day
  5. So Let It Rain
  6. Dance Of The Black Tattoo
  7. Shadow Town
  8. Putting Things in Place
  9. Broken Promises
  10. See How The Fall
  11. From Within





Comentarios

Evánder ha dicho que…
Hola. Ya tengo puesto el link a tu blog. A partir de ahora lo seguiré con interés.

Me gusta bastante lo que he visto hasta ahora de él.

UN saludo!
Rock n´roll Outlaw ha dicho que…
Mira que tengo un par de los últimos discos de Magnum en casa pero nunca les he dado el tiempo necesario...

Te felicito por tu blog. Y te linkeo.
Saludos!
bernardo de andres herrero ha dicho que…
no esperaba nada de ellos pero el nuevo disco es excelente .te animaria a una reseña de la box set del grupo Graciñas