20 grandes discos nacionales de 2014.

Tocaba hacer una lista, aunque algo más breve que la internacional, de los mejores discos nacionales de 2014. Ha sido un año decente en el panorama musical español, no brillantísimo, pero sí que nos ha dejado algunas obras que merecen ser mencionadas y que sin duda han puesto las gotas de calidad necesarias para seguir confiando en la música de nuestro país. Algunos discos serán conocidos, otros menos, muchos de los incluidos resultarán obvios para quienes los hayan escuchado, y puede que alguno puntual sorprenda de primeras al estar dentro de la lista. Pasen y vean.

The Soulbreaker Company - Graceless


Hace ya unos cuantos años que la banda vitoriana vive instalada en la élite de la música nacional en cuanto a calidad. Primero dieron rienda suelta a un sonido sucio, sureño, vertiginoso y plagado de giros musicales que ya avisaban del potencial de los mismos. Sin embargo, el punto de inflexión llegó de la mano de su tercer trabajo Ítaca, dónde dieron un giro sustancial al sonido, más ambiental y psicodélico, con tintes progresivos pero sin dejar de lado el hard rock. Graceless incide en ese sonido, pero lo hace de una forma más oscura y con unas influencias setenteras que a pesar de instalarse en el rock clásico, también nos hacen recordar a gente como The Byrds en algunos momentos puntuales del álbum. 

Bigott - Pavement Tree


Tras una sonrojante portada encontramos un álbum espectacular. El cantautor maño Borja Laudo, de nombre artístico Bigott, nos hace llegar Pavement Tree, un disco folk que alberga algunas de las mejores melodías de su carrera. Escuchar "Baby Lemonade" es un auténtico places para los oídos, aunque la canción homónima tampoco se queda atrás. Si sabéis el dicho ese de que no se debe juzgar por las apariencias, ponedlo en práctica cuando miréis la portada del disco, ya que no hace justicia al contenido del mismo.

Secret - The End Of The Road


Hay que darles la enhorabuena, puesto que han realizado un disco de hard rock melódico a la altura de numerosas bandas internacionales. Una de las pocas veces en las que el AOR realizado en nuestro país, no roza la ñoñez ni suena ridículo. Secret es un proyecto liderado por antiguos miembros de 91 Suite, aquella formación que por unos momentos aportaron algo de luz al estilo, y que sin embargo terminó en defunción musical. La producción es buena, las composiciones tienen mucha calidad y las melodías están muy logradas. Esperemos que haya continuación.

El Páramo - 2014


Rock psicodélico y stoner al servicio de unas canciones instrumentales que rezuman calidad. Por momentos emparentados con Toundra, aunque El Páramo tienen un sonido más polvoriento y no tan elegante, aunque con una propuesta también interesante. Una colección de siete piezas que en algunos casos se extienden hasta los doce minutos de duración, aunque consiguen que ni la fatiga auditiva ni la mental aparezcan, puesto que por matices, cambios de ritmo y calidad, hay alicientes más que suficientes para permanecer despiertos y así poder maximizar el disfrute del álbum.

Julián Maeso - One Way Ticket To Saturn


La constatación de que la carrera en solitario de Julián Maeso va por muy buen camino. Ya sorprendiera a muchos con aquel álbum debut ciertamente magistral, pero reafirmar esa grandeza con su continuación es algo asombroso. Rock añejo, jazz, blues y mucho más, es lo que nos ofrece el artista en este One Way Ticket To Saturn, siendo un trabajo que alberga nueve composiciones sin concesiones al relleno. Canciones como la inicial "I Must Have Been Dreaming" o la travesía por el oeste iniciada en "What About Sad John?", hablan a las claras sobre el artefacto que Maeso ha dado forma con sus ideas bien planteadas y expuestas.

Catorce - Atlas


Un álbum que prácticamente llegaba nada más iniciarse el 2014, y que por supuesto, no me he olvidado de él. Catorce es un grupo sevillano que gusta fusionar diferentes sonidos, aunque el rock alternativo de pinceladas metaleras y diversos elementos post-rock, sea lo que más emplean a lo largo de las diez composiciones que Atlas nos ofrece. Beben de diversas fuentes, y a la cabeza nos asaltan multitud de bandas en las que parecen haberse fijado, pero lo hacen con sentido y en ningún momento suenan forzados ni son una mera copia o un simple potaje contiene ingredientes de aquí y allá. El sonido es impecable, desgarrador cuando debe serlo y sentido cuando la ocasión lo requiere, algo con lo que también juegan desde las propias voces principales.

Oscar Avendaño Y Los Profesionales - Demasiado Oro
  

Podría poner numerosos calificativos positivos para hablar del nuevo álbum de Oscar Avendaño, quien se ha rodeado de unos músicos de pericia probada y sentimiento profundo, pero sería extenderme demasiado cuando lo realmente útil es escuchar Demasiado Oro de principio a fin, sin duda, su mejor obra hasta la fecha. Rock añejo con pasaporte actual, textos directos ideales para tararear, ya que son utilizados con mucho tino y adornados con unas melodías vocales brillantes, ricos matices instrumentales, potenciados por instrumentos como el saxo o la trompeta. ¿Se puede pedir algo más? Sí, que las canciones como conjunto global tengan calidad. Pues vaya si la tienen.

Reek - Necrogénesis


Reek es una banda catalana que practica un thrash metal eminentemente técnico. Me consta que Necrogénesis es su debut oficial con un larga duración, aunque no lo parece, pues se defienden como unos veteranos en estas lides. El sonido es apabullante y abrumador, los riffs son ejecutados de forma implacable y la base rítmica es un huracán incesante. Podemos decir que tenemos una nueva banda thrash en nuestro país, con potencial para aportar su granito de arena no solo en nuestro país, sino también en la escena internacional. Veremos que caminos eligen en un futuro.

Sílvia Pérez Cruz & Raül Fernández Miró - Granada


No suelo poner discos de versiones en listas así, pero es tal la calidad y el sentimiento que contiene Granada, que sería imperdonable no mencionarlo como uno de los trabajos del año en nuestro país. Quince versiones cantadas en diferentes idiomas que van desde Edith Piaf o Violeta Parra, hasta Albert Pla, pasando por Enrique Morente. No hay concesiones al aburrimiento, puesto que todos los temas están versionados magistralmente, algo casi imposible a día de hoy, teniendo en cuenta que muchos discos así, acaban provocando vergüenza ajena. Por suerte, este no es el caso.

Harvest - Northern Wind


Esta banda catalana de rock progresivo posee ya tres discos en el mercado, y cada cual mejor que el anterior. Tan pronto nos recuerdan a Marillion como a The Pinneaple Thief, aunque últimamente también parecen claras las influencias de los últimos discos de Anathema. Harvest merecen abandonar la etiqueta de banda de culto, para tener un poco más de repercusión, ya que sus obras y conciertos así lo merecen. Su rock progresivo es bello, sobre todo gracias a las voces de Monique Van der Kolk, aunque las ambientaciones también son clave. La elegancia es el adjetivo que mejor los califica, gracias a desarrollos instrumentales eficientes y a unas melodías sobrias, capaces de enamorar al oyente desde la primera escucha.

Sr. Chinarro - Perspectiva Caballera


Tras unos años en los que parecía que perdíamos por el camino a la formación andaluza, regresan con Perspectiva Caballera, un trabajo donde recuperan algunas de sus mayores virtudes, evitando la caricaturización que habían llevado a cabo en sus tres discos anteriores, los cuales resultaron ser sumamente anodinos. Dejan de lado la monotonía extrema, para ofrecernos un álbum de pop rock de textos más que aprovechables y ágiles melodías que, anuncian la vuelta a la élite de una banda que jamás debió caer en la autocomplacencia de su pasado reciente. 

Helevorn - Compassion Forlorn


La formación balear da pasos lentos, aunque firmes y seguros. Tercer álbum de estudio y se trata sin duda de su mejor obra. Compassion Forlorn impacta desde su portada, pero en el terreno musical tampoco se queda atrás. Death/doom metal con reminiscencias góticas, bajo una producción que nada tiene que envidiar a la de otros grupos internacionales, y es que últimamente en nuestro país hemos dado un gran salto en cuanto a la calidad del sonido se refiere. Les condena el hecho de que sus trabajos sean publicados de una forma tan espaciada en el tiempo. Si consiguen ser más constantes, tenemos a una banda referencia dentro del estilo.

Elefantes - El Rinoceronte


Una banda que pasó por numerosas experiencias, aunque no todas positivas. Al principio fueron ninguneados con El Hombre Pez, para poco más tarde ser aclamados con Azul, álbum de gran tirón comercial, y que contaba con Bunbury como productor. Tras el éxito llegó la confirmación con La Forma de Mover Tus Manos, uno de los discos más excitantes de pop rock con reminiscencias orientales y mediterráneas, que jamás se hayan hecho en nuestro país. Después llegó la decadencia con el anodino Somos Nubles Blancas, donde acusaron una gran falta de ideas, hecho que motivó la separación del grupo y la aventura poco fructífera de Shuarma en solitario. Casi por sorpresa, regresan en 2014 con El Rinoceronte, trabajo que nos devuelve a los Elefantes más ágiles e inspirados, si bien es cierto que no alcanzan la originalidad de sus dos trabajos más aclamados, aunque la huella del grupo sigue ahí, algo que se puede comprobar en canciones como "Equilibrios" o "Escuchar al Viento". 

Arizona Baby - Secret Fires


Regresan los Arizona Baby y eso es motivo de celebración. Los vallisoletanos nos entregan su nuevo flamante trabajo titulado Secret Fires. Excelentemente ejecutado, es un placer escucharlo de principio a fin, aunque muchos esperábamos ese paso al frente definitivo que pusiese el nombre del grupo en boca de todos los medios de comunicación, al menos los especialistas en hablar maravillas de formaciones con talento pero sin repercusión. Sin embargo, y a pesar de un arranque enérgico, el disco se contiene demasiado, como queriendo controlar demasiado las emociones musicales para que no terminen en un desbordamiento sonoro, y eso es quizás el motivo por el que Secret Fires es un buen álbum, pero que no termina por explotar cuando la ocasión lo requiere.  

Ipsilon - Las Crónicas de Enki


Nueva formación catalana de metal progresivo, que debuta con Las Crónicas de Enki tras unos cuantos Ep's. De primeras, sorprende la calidad que los músicos atesoran con sus respectivos instrumentos, sin embargo, la cosa no queda ahí, sino que además tienen un buen gusto para las melodías vocales, pero también para los desarrollos instrumentales que, lejos de hacerse pesados y tediosos, son apasionantes y muy disfrutables. La técnica está al servicio de las composiciones y eso es una buena noticia, puesto que muchas veces se antepone lo primero a lo segundo, dando como resultado un producto frío carente de sentimiento. Tienen la lección aprendida desde el comienzo, y eso es una gran baza. 

Lords Of Black - Lords Of Black


Uno de los discos del año en materia heavy/power nacional. Lords of Black debutan como proyecto en sí, aunque sus músicos proceden de otras formaciones exitosas como Saratoga o Santelmo. El álbum busca desde el inicio cuadrar con los gustos metaleros europeos, y de de hecho han tenido una gran aceptación. Otro punto clave es la magnífica producción, que además cuenta con el protagonismo de Roland Grapow, el que fuera guitarrista de Helloween, ahora en Masterplan, grupo del que quizás encontremos mayores similitudes en el sonido de Lords Of Black. Debemos seguirles bien de cerca, porque con continuidad podemos tener un grupo metalero de gran proyección internacional en unos pocos años. 

Nacho Vegas - Resituación


Es un buen álbum, y de ello que no quepa la menor duda, sin embargo, Nacho Vegas parece acomodarse en una receta musical que por momento empieza a dar muestras de flaqueza. Impresionantes sus tres primeras obras, mantuvo la compostura en los trabajos posteriores, aunque cada vez arriesga menos, y eso puede ser bueno o malo dependiendo del lado por el que ataques Resituación. Las letras siguen ejemplares, manteniendo el sello inconfundible del asturiano, pues ahí tenemos las geniales "Ciudad Vampira" o "Polvorado", ésta última con cierto componente crítico-social. Es la parte musical la que necesita un soplo de aire fresco. De momento resiste porque a pesar de la repetición, las cosas las hace bien y, una obra menor de Nacho es siempre notable en el panorama musical español, pero en proyectos venideros debe plantearse seriamente si sus seguidores necesitan dosis de la misma receta. Ojo con eso señor Vegas, porque su reputación hasta hoy está siendo intachable. 

Kant Freud Kafka - No Tengas Miedo


Barcelona debe tener algo especial, porque de dicha ciudad no paran de surgir nuevos nombres vinculados al rock progresivo. Tras el peculiar nombre de Kant Freud Kafla, se esconde su alter ego Javi Herrera, quien nos ofrece el álbum No Tengas Miedo, un conjunto de cinco composiciones de inclinaciones eclécticas, pero siempre con el rock progresivo como punto de partida. El protagonista ha sabido rodearse de buenos músicos que le han ayudado a dar forma a esta ambiciosa obra rica en matices, que hay que saber desgranar con gran meticulosidad.

The Soul Jacket - Black Cotton Limited


Esta flamante banda gallega está creciendo a pasos agigantados gracias a discos como Black Cotton Limited. Aquí la coctelera se encarga de mezclar el rock, soul, blues y diversos sonidos psicodélicos, para que el resultado sea la exquisita receta que The Soul Jacket ofrecen a la música. Tenían la difícil papeleta de igualar su magnífico primer larga duración llamado Wood Mama, y aunque en mi opinión no lo consiguen, en parte porque el listón estaba muy alto, sí que se acercan mucho a dicha propuesta, lo que habla a las claras del potente artefacto que traen entre manos. Quizás falten aquí las típicas canciones diferenciales que arrastren al resto, como sí había en el primer álbum, pero hay que dejar claro que de calidad van sobradas. Nuevamente, el álbum es producido por Hendrik Röver, y la verdad es que la labor ha sido encomiable.

Diabulus in Música - Argia


Paso adelante y firme de esta banda de metal sinfónico procedente de Pamplona (Navarra). Argia es el tercer álbum del grupo, el cual supone un salto de calidad abismal con respecto a sus anteriores trabajos. La calidad de las canciones es más que notable, acentuando estribillos y haciendo hincapié en los coros grandilocuentes, algo que probablemente les pase factura en los directos. La labor de Zuneroa Aznárez en las voces es importante, aplicando un carácter épico que contrasta con las voces masculinas más rasgadas. Merecen mayor atención por parte de la prensa especializada.


Comentarios

bernardo de andres herrero ha dicho que…
me apunto unos cuantos sobre todo los progresivos
Anónimo ha dicho que…
Falta la MODA