091 - El Baile de la Desesperación (1991)


Formación en El Baile de la Desesperación:
  • José Antonio García (Voces)
  • José Ignacio Lapido (Guitarras y voces)
  • Tacho González (Baterías)
Músicos invitados:
  • Francisco 'Pacoco' Cabello (Bajo)
  • José Antonio Romero (Guitarras)
  • Chris Wilson (Guitarras)
  • Eric Franklin (Percusión)
  • Pablo Salinas (Teclados)

A los granadinos 091 les tocaba dar un paso al frente tras el colosal Doce Canciones Sin Piedad, y lo hicieron sin miramientos y con firmeza, no sin superar algunos obstáculos incómodos. Antonio Arias volvería a abandonar el grupo y tocaba buscar un sustituto que finalmente no llegó. No al menos para este álbum. Así, en formato trío y con colaboraciones puntuales, decidieron apostar por todo lo contrario a lo que uno podría imaginar, y es que lejos de apostar por el sonido que les comenzaba a brindar un moderado éxito, decidieron endurecer el sonido y plasmar lo que exactamente mostraban en los directos. Una jugada honesta y sincera en un grupo que demostró querer hacer la música que les gustaba, ignorando las presiones de una posible fama, y por supuesto de su discográfica Zafiro, con la que por cierto finalizarían aquí contrato.

Como indicaba anteriormente, el giro musical incluía un endurecimiento del sonido con mayor presencia de guitarras, así como unos desarrollos instrumentales algo más largos. Lo que no perderían nunca es la riqueza lírica que les caracterizaba, algo no muy frecuente en el rock de nuestro país.
Curiosamente y a pesar de la huida de las masas, el disco abre con una de las canciones más importantes del grupo, "La vida qué mala es". Un claro single que los acercó al gran público y los puso por momentos en el mapa musical de una España aturdida e ignorante musicalmente hablando, y que precisamente huía de la poesía de las canciones salvo en honrosas excepciones. 
Lo brillante de El Baile de la Desesperación -así como del grueso de los discos de los 091- es que apenas presenta fisuras y las grandes canciones se van sucediendo de forma consecutiva. "Este es nuestro tiempo" es otro de los títulos brillantes que cuenta con el cariño de los seguidores del grupo gracias a un texto brillante, puntuales aportes de armónica y un estribillo realmente sólido. Sin apenas tiempo para coger aire, "San Martín" irrumpe con fuerza sirviendo de ejemplo para mostrar el cambio de sonido que los granadinos han llevado a cabo en este álbum.
"Corazón malherido" es una desgarradora balada en la que José Antonio García rompe la voz para dotarla de un sentimiento espeluznante. Algo más acelerada se muestra "La canción del espantapájaros", otra de las destacadas gracias a su agilidad y dinamismo, y a unas melodías vocales que enganchan a la primera. Cabe decir que en muchos conciertos la tocan más lenta y en formato acústico.

"Espejismo nº7" quizás se descuelgue ante la grandeza que la rodea, pero su atmósfera, muy diferente a la de las demás canciones, le aporta cierto interés. Sin embargo, la canción homónima es un disparo certero que conviene ser bien asimilada desde su propios textos. La atronadora batería va dejando paso al resto de los instrumentos, incluyendo una guitarra que cabalga libremente guiando la magistral voz de José Antonio García, que por si nadie se había dado cuenta, en este álbum ofrece diferentes matices y una diferente manera de atacar las composiciones. Las pegadizas melodías de "El lado oscuro de las cosas" realzan la calidad de sus letras, que por si alguien tenía alguna duda, detrás de todas ellas está el magnífico José Ignacio Lapido. 
"Un camino equivocado" combina las guitarras eléctricas y acústicas que ponen de manifiesta la madurez compositiva en la que se encontraban los 091 en ese momento. 
En la parte final nos aguardan dos canciones muy diferentes entre sí. La primera es "Un día cualquiera", mágica en su instrumentación y enigmática en sus textos. Simplemente maravillosa. La segunda es "Atrás", un ejercicio de rock robusto que pone el broche de oro al disco de la mejor manera posible, con potencia, grandes melodías y excelentes textos, precisamente los pilares fundamentales de los 091 en buena parte de su carrera.

El baile de la desesperación es una de las cuatro patas de la silla que soportan el peso de la carrera de los andaluces. Antes de Doce canciones sin piedad habían mostrado su talento, pero les faltaba encontrar la mejor manera para mostrarlo. A partir de aquel disco capital y clave en el devenir de los 091, llegaron tres obras más que son una lección de cómo hacer muy buen rock en castellano, partiendo de la base de una riqueza lírica sin igual, y sin repetir una y otra vez los mismos sonidos.   

Mi puntuación: 8'5


Tracklist:
  1. La vida qué mala es (Música y letra: José Ignacio Lapido/José Antonio García/Tacho González/Popular)
  2. Este es nuestro tiempo (Música y letra: José Ignacio Lapido)
  3. San Martín (Música y letra: José Ignacio Lapido)
  4. Corazón Malherido (Música y letra: José Ignacio Lapido)
  5. La canción del espantapájaros (Música y letra: José Ignacio Lapido)
  6. Espejismo nº7 (Música y letra: José Ignacio Lapido)
  7. El baile de la desesperación (Música y letra: José Ignacio Lapido)
  8. El lado oscuro de las cosas (Música y letra: José Ignacio Lapido)
  9. Un camino equivocado (Música y letra: José Ignacio Lapido)
  10. Un día cualquiera (Música y letra: José Ignacio Lapido)
  11. Atrás (Música y letra: José Ignacio Lapido)




Comentarios

Hamit Piroglu ha dicho que…
Su sitio es hermoso. Gracias por compartir...